Del papel al celuloide

Estándar

películas inspiradas en libros

Además de la literatura, también soy una apasionada del cine y dedico mucho tiempo de mis ratos libres a disfrutar de buenas películas. Como es natural, siempre he querido ver las películas basadas en libros que he leído pero, hasta el momento, ninguna me ha parecido mejor que el libro. Antes esto me molestaba mucho, porque no me gustaba que modificaran las historias o personajes de libros que al leerlos me habían fascinado pero, con el tiempo, empecé a entender que el lenguaje cinematográfico es muy diferente a la narración escrita y comencé a aceptar que las películas sólo se basaban (en mayor o menor grado) en los libros que las inspiraban, sin pretender nunca sustituir a la historia original. Así, aprendí a disfrutar mucho más de los films basados en mis novelas preferidas.

Aunque no todos los productos del séptimo arte le hacen justicia a los libros en los que se basan, existen varias películas que, por un motivo u otro, dejan el listón más bien alto y este post pretende recopilar las que (en mi opinión, por supuesto) recrean mejor la historia escrita. En primer lugar, destacaría la adaptación que el director Jack Clayton hizo de la novela “El gran Gatsby” del escritor estadounidense F.Scott Fitzgerald, porque se trata de una película que me sorprendió gratamente por su gran parecido con el libro. El ritmo de la cinta, las situaciones recreadas y el comportamiento de sus protagonistas, recuerdan en todo momento a la obra escrita, plasmando perfectamente los temas tratados por Fitzgerald como la frivolidad de la clase alta, la avaricia o el racismo. En definitiva, un novela muy fiel a la historia original que deja al lector cinéfilo con muy buen sabor de boca.

También existen un par de sagas cinematográficas que han sabido captar perfectamente la esencia de sus “antecesores” escritos. No es ningún secreto que en la trilogía de “El señor de los anillos” Peter Jackson demuestra su amor por el detalle hasta el punto de que la recreación tan exacta y preciosista que logra de la historia de Tolkien hace de estas cintas todo un espectáculo audiovisual que busca ofrecer al espectador lo más parecido posible al derroche de imaginación del que hace gala el autor en las novelas. Evidentemente, estos films dejan atrás muchos retazos de la historia que tiene lugar en las páginas que dan vida a la Tierra Media, además de cambiar el orden de algunos acontecimientos y otros aspectos, pero siguen siendo un justo homenaje a la obra de Tolkien que embelesa hasta al lector más acérrimo.

Asimismo, la saga cinematográfica basada en el best-seller de J.K. Rowling sobre la vida del joven mago “Harry Potter” logra encerrar en trozos de celuluide la magia nacida de la infinita imaginación de esta escritora inglesa. Aunque a lo largo de las 8 películas que conforman la saga ha habido diferentes directores, todos ellos (unos mejor que otros, eso sí) han sabido recrear las vivencias de sus protagonistas en ese mundo habitado por magos y paralelo al nuestro que la autora propone, de manera muy acertada. Igualmente, muchas aventuras se quedan fuera de las películas y otras cosas cambian, lo cual no impide que siguan suponiendo una agradable experiencia para el lector que se acerca a ellas.

Existen además otros films que, debido a la complejidad psicológica de los protagonistas de su versión escrita, no parecían fáciles de adaptar pero que finalmente logran dar un producto aceptable como es el caso de “El resplandor” basada en la obra homónima de Stephen King y que supera la prueba con nota, entre otras cosas por sus planos de gran tensión narrativa y la interpretación magistral de Jack Nicholson. “El perfume”, inspirada en la novela de  Süskind y dirigida por Tom Tykwer, es otro ejemplo de cómo una novela original que logra hacer pasar al lector por diferentes experiencias sensoriales (sobre todo olfativas) puede cautivar a éste, al igual que la película siempre y cuando guarde mucho parecido con la estética y la esencia de la obra original.

Son muchos más los ejemplos que tengo en la cabeza y vosotros seguramente también podéis aportar muchos más, pero ya se va haciendo bastante tarde y quiero comenzar un experimento: leer un libro “El arca de Schindler” en el cual se basa una película que ya he visto “La lista de Schindler” y no sé cómo será eso de leer después de haber visto la versión cinematográfica y no al revés. Puede que en otra ocasión dedique más posts a esas películas que tan bien han logrado absorver la tinta de los libros que recrean para inyectarla en el corazón de los que, cuando cierran un libro, siguen viviendo fascinantes aventuras a golpe de fotograma.

Anuncios

7 comentarios en “Del papel al celuloide

  1. Hola de nuevo. Estoy contigo en que el lenguaje cinematográfico es distinto al literario y que por ello a veces versiones cinematográficas de grandes novelas nos dejan el amargo regusto de “No, no era esto lo que yo veía mientras leía la novela”.
    Hablas de “El gran Gatsby” y la adaptación que hizo Jack Layton en 1974, ¡muy buena, sin duda! En mi blog hice una reseña sobre la que en 2013 hizo Baz Luhrmann con Di Caprio en el papel de Jay Gatsby. Te invito a leerla; ya me dirás qué te parece.
    En cuanto a versiones literarias, como afirmas, hay muchísimas. Ahora mismo recuerdo la excelente de la novela “El lector” de Bernard Schlink que hizo Stephen Daldry, protagonizada por Kate Winslet, David Kross, Ralph Fiennes, etc. Si no la has visto o si no has leído la novela, me atrevo a recomendarte ambas desde aquí.

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  2. Leonor Miró

    Hola de nuevo, acabo de descubrir el blog y voy saltando de un post a otro ya que me parece muy interesante. Te dejo una aportación El festín de Babette tanto el libro como la película son estupendos.
    Blade runner basada en una novela corta de Philip K. Dick. Aunque viendo una y leyendo otra pienso que Ridley Scott se inspiró sólo ligeramente en el relato. Tanto la novela como la película fantásticas

    Me gusta

  3. Ya compartimos dos pasiones, jeje.

    Voy a ser igual de original que los comentarios anteriores y remarcar el punto de “son lenguajes distintos”. Creo que hacemos incapie en este punto porque es algo que todos sabemos pero rara vez escuchamos decir en alto (o leer en este caso). Apoyaré en comentario de mi compañero y te recomendaré “Sueñan los robots con ovejas electrónicas” en el que se basa, más o menos, Blade Runner. Personalmente me parecen muy distintos a la par que muy recomendables tanto en uno como el otro.

    Pocas veces el cine supera a la literatura, pero como ejemplo, me gusto mucho más la versión de Tim Burton de “Big fish” que el libro de (ahora no recuerdo el autor…) y “El club de la lucha” me parece una de las mejores adaptaciones que he encontrado de un libro a la gran pantalla.

    Te invito a pasar por mi blog y más concretamente por la sección “De literatura y cine” que aún está naciendo pero pienso continuar, jeje

    Nos seguiremos leyendo.

    Me gusta

    • Jajaja no es que no seas original, es que todos pensamos y entendemos que son dos lenguajes distintos, por eso lo dije desde primera hora, y cada uno se disfruta a su manera. Por supuesto que me pasaré por tu blog y te seguiré para seguir comentando cosas de nuestras dos grandes pasiones.
      Muchas gracias
      Un saludo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s