Mis manías lectoras

Estándar
Manías lectoras, lectores

Los lectores presentamos una serie de manías o preferencias

Los lectores al fin y al cabo somos seres humanos y, como tales, también desarrollamos manías y preferencias a la hora de leer. Yo tengo varias y no sé si las mías son únicas o coinciden con las de otros lectores, pero me he propuesto exponerlas para ver si tú, lector voraz como yo, te sientes identificado con alguna.

En primer lugar, mi manía más recurrente es la de tratar los libros (sobre todo si son nuevos) con un cuidado extremo. Los abro con mucha delicadeza y pongo mucho empeño siempre en no manchar las tapas ni las hojas. Cuando hago un descanso en la lectura siempre los coloco en lugares en los que nunca dejo nada de comer o beber y donde ningún “peligro” puede acecharles. Así que a veces creo que me paso de cuidadosa con mis libros, pero no puedo evitarlo (por algo lo llamo manía) y he llegado al extremo de preparar cubiertas de papel para proteger las tapas mientras leía un ejemplar.

En segundo lugar, cuando alguien me regala un libro (ocurre bastante porque en mi entorno saben que así aciertan seguro) me encanta escribir en una de sus hojas en blanco el nombre de la persona que me lo regala y la fecha. Es algo que he hecho siempre, pero es lo único que escribo en los libros porque nunca he subrayado ni apuntado nada en ninguno de mis libros (exceptuando cuando han sido de estudio y he debido memorizar cosas) Antes también escribía la fecha en la que me compraba los libros, pero eso ya no suelo hacerlo.

También llevo unos años en los que me gusta ir apuntando los libros que voy terminando de leer, de modo que llevo un listado de libros por años. Esto me resulta útil porque, aunque suelo recordar bien todo lo que he leído, puedo dar con un título que me suene vagamente y no recordar bien si lo he leído o no, de modo que recurriendo a esta lista salgo pronto de dudas. Además, puedo llevar una cuenta de los libros que leo en un año por si quiero hacer alguna vez algún reto lector o algo por el estilo. Ya me he acostumbrado a esto y nunca dejo de hacerlo.

Otra manía es estar haciendo siempre un listado de libros que quiero leer. Lo hago en papel y también lo llevo en el móvil y cuando entro en una libería o leo en algún sitio algo sobre un libro nuevo o que podría interesarme, lo apunto en mi lista para recordar que quiero leer algún día ese libro. El problema es que la lista no para de crecer y va a un ritmo mayor del que puedo superar leyendo y consiguiendo libros. Pero al menos, nunca estaré sin saber qué leer.

Ya he expresado algunas de mis manías lectoras más arraigadas en mí, pero sé que otros lectores tienen algunas más y puede que las mías sean normales en comparación con las de otras personas. ¿Es tu caso? ¿Qué manías lectoras presentas tú? ¿Te da por hacer cosas parecidas a las que yo hago? Por favor, cuéntame para no sentirme sola en mi faceta de maniática lectora sin remedio…

Anuncios

7 comentarios en “Mis manías lectoras

  1. Gracia

    Hola, me llamo Gracia, soy nueva en este medio, pero me gusta compartir opiniones. Me encanta leer, sobre todo en los días lluviosos y tristes, y también escribir. Tengo mis manías, claro que sí, por ejemplo:
    – Pongo mi nombre en las primeras páginas
    – Apuntar al comienzo la fecha en que comienzo a leerlo.
    – Subrayar a lápiz expresiones literarias que me llaman la
    atención.
    – Siempre dispongo de un diccionario a mano para consultar,
    si no tengo internet.
    – Utilizo marca páginas, no me gusta doblar las hojas.
    – Hago anotaciones al margen de las páginas, a lápiz,
    referidas al tema en cuestión.
    – Y muy importante, al final hago una valoración sobre el
    mismo, también a lápiz, lo catalogo por regular, bueno o
    muy bueno. Los malos o los que no me enganchan se
    quedan en el camino. Esas son algunas de mis manías!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Coincido contigo en eso de dejar los libros en sitios donde no suela comer. También hay alguno que, por su antigüedad, los he mandado a restaurar para que tenga unas cuantas décadas extra de vida útil.

    Es curioso, pero tengo libros de finales del siglo XIX cuyas hojas son casi tan blancas como la cal y otros de los años noventa que casi parece que se vayan a desintegrar por lo tostadas que están las hojas. Al parecer, antes hacían los libros para que durasen toda la vida. Ahora no, ya que su vida útil es de 30-40 años.

    Hace poco más de un año escribí sobre si era mejor el e-book o los libros en papel y toqué este tema. Le hice una foto a un libro de teología de 1776 junto a una novela de 1985 y la diferencia de calidad era notable (el del siglo XVIII con las hojas blancas, el de 1985 con las hojas tostadísimas).

    Si tienes curiosidad:
    http://opinionanonima2.blogspot.com.es/2014/01/e-book-o-libro-en-papel.html

    En cuanto al resto de manías, siempre uso separador (no me gusta doblar las hojas), cuando empiezo a leer un libro no vuelve a la estantería hasta que lo termine (es decir, va por toda la casa de un sitio para otro xD), y de vez en cuanto subrayo frases que me parecen importantes.

    Le gusta a 1 persona

  3. Uf.. manías tenemos todos,comparto el cuidado de los libros, también tengo un listado de pendientes que crece y crece… y cuando termino un libro escribo las frases que me gustaron, la imagen que me quedó del libro y mi personaje favorito, asi que ya ves que por manías no seran…,un beso!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s