¿Cómo empezó mi afición por la lectura?

Estándar
Afición por la lectura, lectura

No tengo remedio, siempre ando con un libro en las manos

Muy a menudo la gente, tanto en persona como a través de redes sociales, me hace un par de preguntas en concreto: ¿Por qué te gusta tanto leer? y ¿Cómo te aficionaste a la lectura? Este tipo de preguntas me hacen pensar en cómo empezó mi pasión por la lectura pero fue hace tanto que ya me da la sensación de que es algo que forma parte de mí desde siempre. Para los curiosos y para los que puedan sentirse identificados, está dedicado este post.

Creo que la lectura me enganchó en el mismo momento que aprendí a leer con 5 ó 6 años. Las clases que más me gustaban en el colegio eran las de Lengua, en las que leíamos cuentos y libros infantiles con los que disfrutaba muchísimo. El problema era que pronto esto me empezó a saber a poco y no podía esperar a llegar a clase para leer, por lo que comencé a demandarle a mis padres libros para tener en casa y leer por mi cuenta. Sé que es muy raro que una cría de 7 años quiera por reyes o por su cumpleaños libros, pero esa cría rara era yo.

Con el paso de los años la lectura se convirtió en un hábito casi diario. Mi sed literaria iba creciendo y siempre andaba buscando nuevos géneros y autores. Si no tenía a mano un libro me sentía incompleta y nunca tenía suficiente con mis libros (que no eran pocos) porque los leía muy rápido y necesitaba más. Afortunadamente, las bibliotecas del instituto y posteriormente de la facultad, me abastecieron durante años de nuevos y deseados títulos, algunos de los cuales luego me compraba porque me habían gustado tanto que tenía que tenerlos.

Reconozco que mi pasión por la lectura puede considerarse desmedida y  habrá gente que piense que es absurdo necesitar tener una pila de libros acumulándose, pero yo no lo puedo evitar. Soy feliz con un libro en las manos, me evado de mis problemas y del mundo entero cuando me sumerjo en una historia y cada libro que leo me aporta algo, me enseña mucho y me permite experimentar aventuras y sentimientos que de otro modo nunca podría conocer. Para mí leer es sinónimo de vivir y crecer, es una droga que mi organismo reclama y dudo que sin mis libros y sus historias yo fuese la misma chica que soy. Si leer también forma parte de lo que eres me entenderás perfectamente porque sé que no soy el único bicho raro que apaga la televisión para abrir un libro, somos muchos. ¿Lo eres tú? Por favor, manifiéstate extraño ente.

Y tú ¿Cómo te aficionaste a la lectura? ¿Tienes alguna afición que necesites a diario? Cuéntame…

Anuncios

18 comentarios en “¿Cómo empezó mi afición por la lectura?

  1. Me siento identificada con ti historia. Yo aprendí a leer a los 4, porque me enseñaron en la guardería, y mis padres siempre han tenido muchísimos libros, así que siempre tengo alguno a mano. Leer, leo todos los días. No siempre un “libro”, quiero decir, me gusta leer relatos en blogs o en páginas dedicadas a ello, artículos, reflexiones… En la variedad está el gusto!:)

    Le gusta a 2 personas

  2. Alejandra

    Pues no sabría decirte el cuándo, creo que mi primer recuerdo cercano a la lectura fue cuando mi madre me compró el libro de “El misterio de los hijos de Lúa” del Barco de Vapor. Recuerdo que su historia me dejó fascinada y quise seguir leyendo. En seguida fueron cayendo más libros de El Barco de Vapor, como El diario de Cristina. Y también un libro que me marcó para siempre: Memorias de una vaca. Luego llegaron los de Manolito Gafotas (que los tengo por ahí). No sé cuántas veces me los habré leído todos. Me encantaban. Poco a poco mi biblioteca personal fue creciendo y hasta hoy día, en la que puedo decir que soy adicta a la adquisición de libros, a la lectura de libros pero también ala lectura de blog de reseñas de libros. Mi romance con los libros y la lectura es verdadero :)

    Le gusta a 2 personas

  3. Yo en realidad no recuerdo como empezó mi interés por la lectura pero, si recuerdo que cuando pequeño tomaba los libros de español y buscaba los cuentos que en ellos habían. Creó que fue creciendo más hasta tal punto de participar en cada grupo de comprensión de lectura en el cole. Igual me ven como bicho raro porque en casa tengo centenares de libros que en su mayoría ya he leído pero, siento que mi sed literaria crece más y más a medida que crece mi pequeña biblioteca. Saludos

    Le gusta a 1 persona

  4. Creo que el primer libro que leí como tal fue “El enigma de los dinosaurios”, de John Wilford, yo contaba con quizá 7-8 años, si, lo sé, bastante científico el asunto para mi edad jeje pero los dinosaurios me fascinan. Después de esas edad leí historietas y después poco o nada =( pero desde hace 8 años a la fecha he leído muchísimo, y sin duda no pienso dejarlo ya, como tu dices, si no tengo un libro a la mano me siento incompleto. Saludos y gracias por compartirnos tu experiencia.

    Le gusta a 1 persona

  5. No me recuerdo sin leer. Supongo que es culpa de mi madre, que tiene una librería en la que he pasado una enorme parte de mi infancia (y no tan infancia). De pequeño, y esto no se me olvidará nunca, me castigaban sin leer. Y duranter el tiempo que trabajé en la librería cobré en libros (¿Para que quería el dinero, para comprar libros?). Ojala tubiera más tiempo para dedicarle a este magbifico vicio…

    Nos seguiremos leyendo.

    Le gusta a 1 persona

  6. Empecé a leer porque desde muy pequeña, mi madre, en vez de contarme “Los tres cerditos” para dormirme, me contaba la fascinante historia de Jean Valjean y la de Scarlett O´Hara, así que en cuanto fui capaz de leer, lo primero que hice fue hacerme con esos libros y leerlos, aunque no entendía ni la mitad de lo que leía. Pero yo no me rendía. ¡Toda una campeona!

    Le gusta a 1 persona

  7. Aprendí a leer a los 5 años,volvía del jardín y mientras mi papá leía el diario yo leía los títulos de las noticias al lado de él. Y según mi mamá le enseñé a leer a mis amigas después. Por suerte en mi casa nunca faltaron los libros,eso se lo debemos a ella que nunca nos obligó a leer a mis hermanos y a mí pero sí nos compraba muchos libros de cuentos con esas super ilustraciones que nos llamaban mucho la atención. No sé si soy una aficionada a la lectura pero sí me gusta mucho hacerlo y desde que dispongo de un sueldo paso una vez al mes por la librería, casi como una visita obligatoria, para engordar mi biblioteca.
    Saludos!

    Le gusta a 1 persona

  8. Ernest

    Pensando en tu pregunta, creo y haciendo memoria mi gusto por la lectura a diferencia de muchos que inician leyendo desde muy chicos yo recuerdo perfectamente como mi mama todas las noches me leía cuentos, de hecho no el típico cuento de blanca-nieves, sino todo lo contrario cuentos de niños pero metafísicos y de esa manera fue que inicio mi gusto por la lectura, ya en secundaria me sucedía que cuando pedían que teníamos que leer algún libro yo ya lo había leído.

    Le gusta a 1 persona

  9. La edad no la recuerdo,lo que sí recuerdo es aislarme del mundo para meterme en distintas historias.Por falta de tiempo deje de leer como lo hacía antes,hasta que me sentí agobiada por temas laborales y necesita aislarme y ocupar mi cabeza y dese marzo he retomado la lectura y estoy feliz!!!!y para más ayuda mi marido me regala un ebook asi que con él a todos lados.Como verás no estas sola en esta locura de apagar la tele para leer,un beso.

    Le gusta a 1 persona

  10. zoeshiva

    Qué bien sienta ver que hay más gente como tú! Me siento identificada con todo lo que has dicho, cuando los de mi clase apenas empezaban a leer yo ya leía libros en casa, tuve la suerte de crecer en una casa llena de libros, y en seguida devoré todos los de Enid Blyton que había por casa (las series enteras de Torres de Malory, Santa Clara, los siete secretos, aventuras, misterios,… Con estos sólo ya tuve unos 40, y los volvía a leer! XD), y luego a pedir de nuevos! Ojalá hubiera existido Harry Potter cuando era niña cómo hubiera disfrutado! :D

    Le gusta a 1 persona

  11. A mi también me encanta leer desde que se volvieron mi compañía en los viajes en bus cuando era niño, lo malo es que ahora estudio medicina y no tengo tiempo para leer otro libro que no sea de mi carrera. Así que aprovecho al máximo mi tiempo en vacaciones para leer otras cosas que no tenga que ver con enfermos yy así liberarme del estrés de mis estudios. Saludos.

    Me gusta

  12. Empecé leyendo comics, como muchos otros. Posteriormente dejé de leer historias con ibujos y pasé a leer libros como los de El Barco de Vapor. En ese tiempo comencé a disfrutar de la lectura de una forma diferente. Después pasé a libros más interesantes. Después de ese tiempo dejé de leer como antes hacía, leía pero esporádicamente. Más adelante me volví a enganchar a la lectura y a exigir libros de más de 600 páginas, para que me enganchasen y entretuviesen durante mucho tiempo. Actualmente no paro de leer y antes de terminar un libro debo saber cuál es el siguiente que voy a leer.

    Le gusta a 1 persona

  13. No me acuerdo a que edad empecé a leer. Pero lo que sí que no se me olvida, es que mi maestra por aquel entonces aconsejó a mi madre que leyera mucho, ya que era como una metralleta hablando. Y así, creo yo, que es como empezó. No me acuerdo de mi primer libro, pero sí que me gustaba la literatura, porque me acuerdo de escribir a muy pequeña edad y enseñar lo que escribía a mis amigos. Pena que nadie me alentara por aquel entonces porque nunca más me dio por escribir. A día de hoy soy tan adicto a leer como del café. Y me ha pasado de querer dejarlo, -lo mismo que el café- dado que ahora tengo muchas más responsabilidades que antes y no puedo estar a todo. Al final lo que hago es madrugar mucho -ya siempre me levanto antes de que suene el despertador, y a veces a horas intespestivas- para leer y así tener tiempo para el resto. Como digo siempre, si no he leído mi capítulo no estoy contento. A parte que me relaja un montón para ir al trabajo. Lo malo es que mucha gente no entiende esta afición. Ahora que vivo en un puerto, allí lo que menos hace la gente es leer libros. Así que me hago a la idea de no ser como el resto. Aún así, soy consciente de que sin libros todo se hace muy aburrido. Cuando no tengo un libro en las manos, soy de lo más soso y no hago nada. Leer me lo he tomado ahora como un placer que te relaja y te evade, como tú muy bien dices, de los problemas cotidianos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s