“Cinco cerditos” de Agatha Christie: una relectura nostálgica

Estándar
Agatha Christie, Cinco cerditos, detectives, misterio, Hércules Poirot

Releer “Cinco cerditos” de Agatha Christie después de tantos años ha sido una experiencia cargada de nostalgia

“Cinco cerditos” fue el primer libro que leí de Agatha Christie hace muchos años. Se trataba de un ejemplar bastante antiguo de bolsillo que tenía mi madre en casa con una portada muy siniestra que siempre me había llamado la atención y, sabiendo que esta autora era una de las favoritas de mi madre (de ella heredé el amor por la lectura), no tardé en echarle mano en cuanto tuve edad para entenderlo. Recuerdo que ese libro me abrió un nuevo mundo en la literatura hasta el momento inexplorado para mí: el del suspense y la novela detectivesca, ya que hasta el momento sólo había leído novelas de aventura y fantasía (como la infante que era). Agatha se convirtió en una autora a la que recurro desde entonces cada cierto tiempo y, aunque no he podido leerme toda su extensa bibliografía, creo que le he hecho justicia leyendo muchas de sus obras más importantes.

Y aquí estoy, muchos años después, releyendo este libro que marcó un antes y un después en mi vida lectora y volviendo a entender que tuviera este efecto en mí. “Cinco cerditos” cuenta otro de los casos resueltos por Hércules Poirot (mi segundo detective favorito después de Sherlock Holmes) que en esta ocasión es retado por una joven a investigar el envenenamiento de su padre, del cual acusaron a su madre y que se saldó con la muerte de ésta, a la que su hija considera inocente e injustamente juzgada. En principio puede parecer otro caso más sin mayores dificultades para las extraordinarias dotes del belga, pero existe una peculiaridad que lo complica todo bastante: el asesinato tuvo lugar 16 años atrás. Poirot no se amilana y acepta el caso, para cuya resolución debe entrevistarse con las cinco personas que estuvieron cercanas a este matrimonio que hacía aguas porque el asesinado era un pintor bohemio y mujeriego que había metido a su amante (la joven a la que estaba retratando) en su propia casa y a la vista de su sufrida mujer, quien (obviamente) increpó a su marido e incluso lo amenazó con matarlo. Aunque todo parece apuntar a que la esposa tenía todas las papeletas para haber sido la asesina, Poirot intuye algo extraño. Pero no es fácil descubrir la verdad tanto tiempo después y debe recurrir a toda su pericia en el ámbito de la psicología y sus conocimientos de la mente humana para sonsacar todos los recuerdos posibles de los testigos oculares de los hechos.

Como casi todos los libros de Agatha Christie, “Cinco cerditos” consigue que el lector se devane los sesos conforme avanza la investigación para descubrir al culpable, implicándose con la historia de una forma completa para ir comprendiendo poco a poco, encajando piezas del puzzle y atormentándose por no haberse dado cuenta de las evidencias que para Poirot son claras como el agua. Pero no se puede competir con la mente privilegiada de Poirot a las órdenes de la magnífica Agatha y el lector acaba disfrutando como un niño cuando todo se descubre. Creo que pocos pueden resistirse al magnetismo de esta escritora, sobre todo en libros como éste o “Asesinato en el Orient Express”, “Diez negritos”, “Muerte en el Nilo” y un larguísimo etcétera. Yo seguiré teniendo “Cinco cerditos” dentro de mi lista de favoritos de la autora, tanto por la calidad de la historia como por haber sido el primero que leí de este género, por lo que siempre le tendré un cariño especial. Y ya verás que con el tiempo mi blog se llena, poco a poco, de reseñas de sus libros.

Y tú, ¿Has leído “Cinco cerditos”?, ¿Qué opinas de Agatha Christie?, ¿Cuál es tu libro favorito de esta autora?. Cuéntame…

 

2 comentarios en ““Cinco cerditos” de Agatha Christie: una relectura nostálgica

  1. Marthis

    A pesar de que nunca leí este libro, me siento identificado cuando dices que Christie tiene una forma excelente de introducirte en la investigación.
    Por ahora leo poco de esta autora pero es que tiene mucho material para elegir.
    Un abrazo grande y nos leemos!

    Le gusta a 1 persona

  2. Interesante descubrir el libro que marca un antes y después del mundo interno de la lectura; en mi caso es “Tribulaciones de un chino en China” de Julio Verne, el primer libro obsequiado y autografiado por mi padre.
    Y de los sentimental a lo literario, Agatha Christie se convierte en esa puerta de entrada al mundo de la lógica detectivesca de gran utilidad en la vida práctica, pero en mi caso va la admiración por Philip Marlowe, tal vez por su estilo de vida, la contraposición de Poirot a quien también guardo gratos recuerdos.
    Espero que antes de fin de año pueda seguir la recomendación de volver sobre los pasos de las releer alguna vieja novela. @Zavala_Ra

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s