“Bellas durmientes”: una original distopía de Stephen y Owen King

Estándar

 

Bellas durmientes, Stephen King, Owen King, distopía

“Bellas durmientes” es una obra de Stephen y Owen King que explora qué pasaría en un mundo sin mujeres

“Bellas durmientes” es uno de los últimos libros publicados por el prolífico escritor Stephen King, esta vez con la participación de uno de sus hijos: Owen King. El maestro del terror explora en este nuevo libro qué podría suceder si de repente todas las mujeres se durmiesen, un tema muy original, pero que creo que tiene un desarrollo que no está durante toda la obra a la altura de lo que es capaz el escritor. Te cuento mis impresiones en esta reseña.

La idea de “Bellas durmientes” es fresca, imaginativa e induce a la reflexión: un buen día, las mujeres que se quedan dormidas empiezan a generar una especie de capullos de fibras orgánicas que las recubren, impidiendo que vuelvan a despertar. Esta pandemia desconocida bautizada como “Aurora” (por la protagonista del cuento de hadas) supone que las mujeres que van sucumbiendo al sueño a lo largo y ancho de todo el mundo no vuelvan a abrir los ojos y que los hombres, asustados y perdidos, empiecen a perder el control de sus vidas. El origen de todo parece estar en Evie Black, una enigmática mujer que aparece en Dooling y que el matrimonio Norcross (protagonista entre las decenas y decenas de personajes que desfilan por este libro) decide encerrar en una celda de la prisión de mujeres en la que Clint Norcross trabaja como psiquiatra, mientras su esposa, Lila Norcross y sheriff del condado, lucha para no dormirse y evitar el caos al que se sociedad se dirige inexorablemente. Pero ¿qué ocurre con estas mujeres y niñas dormidas?. Las féminas van apareciendo en una especie de mundo paralelo al que llaman “Mi refugio” en el que no hay hombres y donde crean una especie de matriarcado en el que empezar de cero y con la esperanza de poder educar a los varones que nazcan de las mujeres ya embarazadas en el respeto y la tolerancia hacia el sexo femenino. Mientras, los hombres desesperados añoran a sus esposas, hijas y madres. Algunos optan por romper el capullo que las envuelve con trágicas consecuencias, otros no ven salida y se suicidan, los indeseables se dedican a violar o prender fuego a las mujeres dormidas y otros deciden luchar por recuperarlas y, como no tardan en comprender que la reclusa Evie puede tener la solución al problema, comienzan una auténtica batalla por romper las defensas de la prisión y hacerse con la mágica presa.

La reflexión está servida en “Bellas durmientes”: la eterna guerra entre los sexos se frena para hacer comprender a la mayoría de hombres y mujeres que no pueden vivir separados. Los hombres entran en colapso y no tardan en ver cómo todo se desmorona sin las mujeres, ellas empiezan con fortaleza y coraje una nueva vida en un mundo desconocido donde creen que están más seguras, pero no es fácil vivir sin sus amados hijos, sin sus maridos como compañeros de vida, sin los padres que siempre las han protegido y la mayoría anhelarán volver con todo su ser a un universo mixto. La idea subyacente está clara, los hombres se rinden fácilmente a sus impulsos violentos y primitivos, pero las mujeres no son tampoco unas santas, de modo que la sociedad se construye con el esfuerzo y el apoyo entre ambos sexos y ninguno de los mundos presentados parece funcionar bien si falta uno de los dos.

Como dije al principio, creo que el fallo está en el desarrollo de la historia, porque los autores meten a demasiados personajes y, al saltar todo el rato de unos a otros, el lector puede perderse un poco o desvincularse de la acción principal. Sé que en Stephen King es muy normal lo de presentar muchos personajes, pero en este libro se me hace más pesado y creo que deberían haber simplificado un poco en este sentido. Por lo demás, “Bellas durmientes” es un libro bastante bueno, más reflexivo y tendente al género distópico que al de terror y con sus buenas dosis de elementos sobrenaturales que caracterizan al señor King y que, imagino, respetará Owen King en su obra, tal como hace su hermano Joe Hill en sus libros. Seguro que ya sabes que admiro mucho a este escritor, pero que cuando mete la mata con alguna historia lo comento en mis reseñas, así que no miento cuando digo que “Bellas durmientes” sí es recomendable para los asiduos de este escritor. Una buena lectura para antes de ir a dormir…

2 comentarios en ““Bellas durmientes”: una original distopía de Stephen y Owen King

  1. Carla

    Lo leí ni bien lo encontré en castellano y me gustó mucho. También soy fanática de Stephen King. Hasta ahora, de Joe Hill sólo lei Nosf4a2 (gracias a tu blog lo descubrí) y sigue el legado de su padre.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s