“Trópico de Capricornio”: mi primer acercamiento a Henrry Miller

Estándar
Capricornio, Henrry Mller

Por fin me decidí a leer “Trópico de capricornio”

Por fin me decidí y hace unos días me aventuré a leer “Trópico de Capricornio” de Henrry Miller. Se trata de un libro que siempre me ha llamado la atención cuando lo veía por casa, pero cuya lectura siempre aplazaba porque había libros que prefería leer antes. Aunque la lista de libros que ansío leer sigue siendo insultantemente larga, por fin me dio por acercarme a la obra de Miller y comprobar por mí misma el motivo por el cual tiene tan buena crítica y este autor está tan consagrado en el mundo de la literatura.

Es cierto que es una lectura extraña, que no sigue un orden lógico ni cronológico y el estilo de Miller se hace, en un primer momento, complicado. Pero, aún así, el lector acaba metiéndose en la historia y, sobre todo, en la psicología del autor sin remedio, para disfrutar de los pensamientos y elucubraciones de Henrry Miller, el alter ego del autor protagonista de esta novela  en la que narra su niñez, juventud y vida adulta de manera no lineal y mezclando momentos que pueden considerarse autobiográficos del propio autor.

El escritor impregna su obra de un tono lúgubre y deprimente, pues se muestra en todo momento asqueado por la sociedad y la condición del ser humano en general, considerándose un hombre incomprendido que hace lo posible por adaptarse a un mundo del que se cree completamente ajeno. Sin embargo, no faltan momentos de humor o situaciones absurdas que logran que la historia dé giros importantes. El escritor recurre continuamente a temas universales como la muerte, la soledad, la religión y el sexo, tratando éste último sin tapujos y con descripciones salvajes y lujuriosas, lo que llevó a esta obra a estar censurada en algunas sociedades como la norteamericana hasta la década de los sesenta (a pesar de que el libro se publicó en 1938)

Henrry Miller también plasma en esta obra su deseo de ser escritor y la etapa en la que se descubre y forma como tal, y hace referencia a grandes escritores como Dostoievski (en cuyos escritos se siente únicamente comprendido) o filósofos como Platón. El arte y  las humanidades en general también aparecen reflejadas en este libro, contrastando con la decadencia que sirve como telón de fondo de la narración.

Reconozco que no es una lectura sencilla, pero, aún así, la recomiendo porque tiene pasajes verdadermante reflexivos que cuestionan aspectos que hoy en día siguen vigentes, y porque el lector acaba interesándose por las vivencias de un hombre apático, despreocupado y egoísta que, a pesar de todo, sabe ver las hipocresías y contradicciones del ser humano. Al final, no me arrepiento de haber acabado dándole una oportunidad a ese libro que, durante años, me observaba desde una estantería, esperándome paciente.

Y tú ¿Has tenido durante años pediente algún libro que por fin te hayas aventurado a leer? ¿Has leído algún libro similar al que acabo de reseñar? Cuéntame…

Anuncios

5 comentarios en ““Trópico de Capricornio”: mi primer acercamiento a Henrry Miller

  1. Anna Camús

    Hola!
    Como te ha gustado, me “permito” comentarte que es una secuela de Trópico de Cáncer, publicado en 1934.
    Yo he leído el primero, pero no la secuela, no sé muy bien por qué, la verdad, pero seguro que de este año no pasa!
    Un saludo :)

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Hola Anna! Sí, sé que es una secuela. Tengo previsto también leer “Trópico de Cáncer” Leí primero éste porque estaba por casa y porque son idependientes, de modo que no importa el orden d lectura.
      Muchas gracias por tu consejo y tu interés por mi blog.
      Un saludo

      Me gusta

  2. Durante años me pasó algo parecido. Veía la novela de Miller en la estantería, casi llamandome, y no pensaba en otra cosa que “tengo que leerlo, pero primero este y este y este…” hasta que por fin un día me decidí a caer entre sus paginas.

    He de ser honesto, no recuerdo haber dejado ningún otro libro a medias, y eso no es lo peor. Lo peor de todo es que encima me gusta como escribe, pero escribe demasiado, esa extraña forma de divagar que él tiene es algo que, personalmente, me gusta, pero creo que se excede. Finalmente el astio frente a esas páginas (que por un lado le dan un alma esplendoroso al libro pero por otro hacen que resulte francamente extenuante) hicieron que decidiera apartar la novela de Miller de su lugar en mi mesilla de noche. Aún me espera, cerca de mi cama, porque puede ser que simplemente no fuera el momento oportuno y otras cosas suyas que he leído me han gustado, pero de momento “Trópico de Capricornio” constituye esa espinita que tengo clavada.

    Supongo que algún día volveré a colocarlo en su lugar y si me acuerdo, pasaré a decirte que por fin me libre de esa espina, jeje.

    Nos seguiremos leyendo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s